Desde sus humildes comienzos como utensilios de cocina hasta los juegos de bambú envueltos en papel de los mostradores de sushi, los palillos son más de lo que crees. Una herramienta utilizada por miles de millones de personas en todo el mundo que tiene una historia muy antigua. Los chinos utilizaron los palillos a partir del año 1200 a.C., y en el 500 d.C. ya habían invadido Asia desde Vietnam hasta Japón.

Los palillos mas antiguos

Las legendarias ruinas de los Shang en la provincia de Henan no sólo han proporcionado ejemplos de la escritura más antigua de China, sino también los primeros palillos conocidos -un juego de bronce- descubiertos en una tumba del lugar. Los palillos, que podían introducirse en ollas de agua o aceite hirviendo, se utilizaban principalmente para cocinar. Fue alrededor del año 400 d.C. cuando la gente empezó a comer con estos palillos.

A medida que la población crecía rápidamente en toda China y los recursos escaseaban, los cocineros tuvieron que adoptar esta práctica para reducir costes. Al cortar los alimentos en trozos pequeños, reducían la cantidad de combustible necesario para cocinar, lo que iba unido al agarre en forma de pinza de los palillos.

Como las piezas eran pequeñas, rara vez se utilizaban cuchillos. El declive de los cuchillos y el auge de los palillos se debe en parte a Confucio. Confucio, que era vegetariano, consideraba que la presencia de herramientas afiladas en la mesa recordaba a un matadero. También creía que los filos de los cuchillos se asociaban con la violencia y la guerra, y que acababan con el ambiente agradable y los conflictos durante una comida. En parte como resultado de sus enseñanzas, el uso de los palillos se extendió rápidamente por toda Asia.

Los palillos en diferentes culturas

Las diferentes culturas también utilizan diferentes estilos de palillos. Los palillos chinos se caracterizan por tener las puntas romas en lugar de puntiagudas, quizás pensando en Confucio. En Japón, los palillos tenían una longitud de 8 pulgadas para los hombres y de 7 pulgadas para las mujeres. En 1878, los japoneses fabricaron los primeros palillos desechables, ahora comunes, de bambú o madera. Los ricos usaban marfil, jade, coral, latón y ágata, mientras que los privilegiados utilizaban juegos de plata. Se creía que la plata se corroía y se volvía negra cuando se exponía a alimentos envenenados.

Los palillos siempre han vivido en simbiosis con el arroz, otro elemento básico de la cocina asiática. Por supuesto, hay algunos platos para los que los palillos no son adecuados. Sin embargo, en Asia, el arroz suele ser de grano corto o medio. A diferencia de las variedades de grano largo de Occidente, el arroz de grano corto es más almidonado, más suave y más tierno cuando se cocina. Cuando se levanta un puñado de arroz glutinoso con los palillos, es realmente una combinación perfecta.

Deja una respuesta

Reservo